Ayuda a la digestión

Aunque es alto en calorías, el aceite de oliva ha demostrado que ayuda a reducir los niveles de obesidad.